Victimas de Discriminación

La legislación reconoce el principio de igualdad de trato entendido como la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, identidad de género o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador